Cómo cuidar de tus aves en invierno

Los pájaros son, en general, pequeños compañeros muy frágiles y sensibles. Es importante cuidarlos con mimo, especialmente en épocas de mucho calor y de mucho frío. Recordemos que muchos de ellos emigran hacia zonas cálidas durante el invierno y regresan a sus lugares de origen para pasar el verano. No podemos pasar esto por alto: protejamos a nuestros cantores y coloridos pajaritos durante los meses más fríos. ¿Quieres saber cómo?

Introduce la jaula dentro de la casa

Aunque es verdad que los pájaros necesitan aire fresco, es imprescindible que durante los meses de más frío y peor clima atmosférico dispongan de un refugio adecuado. Lo mejor sería introducir la jaula en la casa para evitar el frío del exterior o, si esto no es posible, colócala al menos en una zona cálida, donde reciba luz y las temperaturas bajas no afecten tanto. Además, tampoco será bueno para tus pájaros que haga demasiado calor en el área en el que se encuentren. Un buen lugar para colocarlos podría ser el lavadero (aunque debes recordar retirarlos cada vez que pongas una lavadora, ya que son muy sensibles al ruido), una terraza cubierta o un balcón cerrado.

La humedad adecuada

Mantén la jaula alejada de las corrientes de aires y de una fuente de calefacción extrema. La falta de humedad es perjudicial para los pájaros y podrían enfermar, ya que afecta a sus mucosas. Puedes pulverizar un poco de agua sobre su plumaje, colocarlo cerca de un cuenco para que esta se evapore o meterlo en el baño a la hora de ducharte.

Alimentación

A la hora de alimentar a tu mascota en invierno, puedes proporcionarle alimentos ricos en vitaminas que fortalezcan su sistema inmune y que sean altos en calorías, para que aguanten el invierno con fuerza. Ten cuidado de que el agua no esté demasiado fría, sino a temperatura ambiente para evitar perjudicarle, tanto para beber como si le gusta bañarse.

No pierdas nunca de vista a tu pequeño amigo y vigila los cambios: un excesivo aletargamiento, cambio en los hábitos alimenticios o pérdida insólita de plumaje pueden ser indicios de malestar físico. No dudes en consultar a tu veterinario si esto ocurre o en busca de más y mejores consejos para cuidar de tu pájaro en invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *