¿Qué hacer si encuentras un polluelo perdido?

Las aves crían en la temporada de primavera–verano por lo que es habitual durante esta época el disfrutar de los sonidos de los pájaros más altos que de costumbre y el encontrarse volantones y polluelos aparentemente perdidos. No son pocas las llamadas que reciben los centros de animales con respecto a esto. ¿Quieres saber cómo actuar al encontrar un polluelo en el suelo?

La primera recomendación que nos dan organizaciones especializadas como la Sociedad Española de Ornitología es que no nos lo llevemos a casa. Un pollo que está en el suelo no tiene por qué haberse perdido necesariamente y el llevarlo a tu hogar para cuidarlo, aunque es un gesto muy humanitario que da cuenta de tu preocupación, puede conllevar más problemas para él que dejarlo donde lo encontraste.

¿Por qué? No son tantas las ocasiones en las que verás en el suelo a un pollo perdido o huérfano (caído del nido, expulsado o sin padres). En muchos casos se trata de volantones aprendiendo a volar. El proceso natural de aprendizaje del vuelo es por experimentación, caída y repetición. Se encuentran vigilados por los padres, los cuales les ayudarán a levantar el vuelo de nuevo, por lo que no debemos preocuparnos.

¿De qué polluelos deberemos preocuparnos si vemos en el suelo?

Para saber qué hacer por un polluelo que se encuentra en el suelo debes fijarte en algunas cosas. Dependiendo del aspecto del pollo podremos determinar si necesita ayuda o si, por el contrario, es mejor dejarlo a su aire.

Hay algo que debes saber acerca de los polluelos. Existen dos tipos de aves con respecto a su educación y nacimiento: nidícolas y nidífugas. Las primeras son aquellas que no salen del nido hasta que aprenden a volar y dependen completamente de sus padres para ser alimentados y recibir calor; las segundas son los que nada más nacer salen del nido, son capaces de andar y tienen los ojos abiertos, aunque no pueden alejarse de sus padres (los patos, gansos y perdices, por ejemplo, entran en esta categoría). Los nidífugos, por lo tanto, están menos indefensos y es también poco probable que estén perdidos, ya que sus padres los mantienen siempre vigilados, aunque aparentemente estén alejados del grupo.

¿Está herido o tiene sangre? Si un polluelo está visiblemente herido, lo mejor es actuar inmediatamente llamando a un centro de recuperación de aves de nuestra comunidad. En caso de que no presente heridas a simple vista, tendremos que fijarnos en otras cosas.

¿No está herido?

Si tu pollo es un recién nacido carecerá de plumas o tendrá tan solo unas pocas, posiblemente tenga los ojillos cerrados y un aspecto bastante feo. Si puedes ver que ya cuenta con casi todas las plumas aunque todavía es de pequeño tamaño, este polluelo es un bebé pero ya está emplumado. No está preparado para volar aún, sin embargo.

En estos dos primeros casos, deberías buscar el nido a tu alrededor. Si puedes encontrarlo, lo mejor es que devuelvas al pollo al nido ya que los padres no rechazarán al pollito. Si no puedes encontrar el nido, lo mejor es que busques un lugar seguro (alejado de pisotones, gatos, perros, tráfico, etc.) cerca de donde lo has encontrado y lo dejes por allí para que sus padres lo encuentren fácilmente. Puedes construirle un pequeño nido para que no pierda mucho calor, pero no intentes alimentarlo.

En ambos casos, tras dejarlo en un lugar seguro o su nido deberás alejarte y volver al cabo de una o dos horas para comprobar que los padres han vuelto. Los pájaros siempre vuelven a por sus crías perdidas y las alimentan y protegen, aunque sea en el suelo; pero si ven a un humano se asustarán y alejarán del lugar. Necesitas dejar al animal tranquilo durante unas horas para darles tiempo a volver a por él. Acércate de nuevo con cuidado al cabo de este tiempo y vigila durante un ratito; si los padres no han vuelto, deberás llamar a un centro de protección de la fauna.

¿Qué pasa si es un volantón?

Los pajaritos que están aprendiendo a volar van a caerse varias veces antes de conseguir hacerlo completamente bien. Por lo tanto es normal que se encuentren en el suelo con aspecto confundido y a menos que se hallen visiblemente heridos no deberías hacer nada, ya que sus padres deben de andar cerca ayudándole y, como en el caso anterior, implicarte demasiado podría asustarlos.

Tan solo si el volantón se encuentra en un lugar peligroso deberás moverlo con cuidado y colocarlo en un lugar seguro y cercano al sitio donde lo encontraste, donde sus padres puedan encontrarlo.

¿Y si se trata de un tipo especial de pájaro?

Si se trata de un ave rapaz deberás siempre contactar con un centro de protección de la fauna ya que son aves protegidas. También es habitual encontrarte con vencejos en el suelo; esta especie pasa más tiempo en el aire que posados, y cuando sufren un golpe y caen se desorientan mucho: lo mejor que puedes hacer por ellos es dejarlos en un repisa o un rama, desde donde podrán alzar el vuelo. Si no lo hace, llama igualmente al centro de recuperación de fauna más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *